Modric y la NO vuelta al NO 4-4-2

Fue recuperar el Real Madrid el 4-4-2 y a Modric y el primer tiempo volvió a recordarnos a los mejores momentos de este equipo. En esta frase tan leía y escuchada desde el pitido inicial de ayer hay una pequeña mentira.

Y sí, avezado lector, dado que la recuperación de Modric es un hecho irrebatible, no me queda duda que habrá adivinado rápidamente a que aspecto me refiero (empieza por 4)

Y mira que Ancelotti lo ha repetido a lo largo de esta temporada millones de veces: el Madrid en fase de defensiva se organiza en torno a un 4-4-2 y en fase ofensiva ataca con 4-3-3. El motivo, también lo ha explicado muchas veces: con el 4-3-3 se generan líneas de pase extra (que son la de los interiores) que ayudan a mejorar la circulación de balón.

Organizarse en 4-4-2 fue la decisión “irremediable” que tomó Ancelotti al comprobar el poco talento y mecanismos defensivos con los que contaba en su plantilla, ya que este sistema es el más fácil de asimilar por un jugador y el que mejor reparto de espacios te genera de manera natural.

Cuando en nuestro 2015 negro la gente se ha hartado de pedir la vuelta del 4-4-2 yo me imaginaba siempre a Ancelotti pensando…¿pero cuando cojoxxx hemos jugado nosotros 4-4-2?

De hecho, el sistema que mejor representa la organización del equipo en fase ofensiva, en todo caso, sería un 2-5-3. Con los dos laterales a la altura de los medios (Kroos y el que fuera) y un Isco muy retrasado y escorado a la izquierda ayudando  más a cubrir subidas de Marcelo que a buscar juego entre líneas a la espalda de mediocentro contrario. Pero la baja de Modric, y posteriormente la de James, provocó que el equipo perdiera dos aspectos que han sido irrecuperables para Carlo y para cualquiera que hubiese ocupado ese banquillo: desmarques de apoyo y un alto porcentaje de acierto en los pases.

La importancia de un alto porcentaje de acierto en los pases también lo ha explicado cientos de veces Guardiola: la posesión y control de la pelota en tres cuartos te ofrece dos ventajas: 1. si la pierdes arriba tienes posibilidad de robar arriba, y 2. si tienes al equipo organizado en torno a la pelota, cuando la pierdes, tu posicionamiento será mucho mejor para evitar el consiguiente intento de contraataque.

Es por eso que Guardiola si pudiera hacer un equipo de 11 centrocampistas no se lo pensaba. Porque el centrocampista puro tiene incorporado de serie esos dos aspectos que hablaba antes: desmarque de apoyo y precisión en el pase.

Por eso, y aunque se siguiera atacando igual (2-5-3) como Illarremendi y Bale poco tienen que ver con Modric/James, durante su ausencia el equipo nunca provocó el mismo efecto óptico de organización en el aficionado, ni los mismos mecanismos naturales que ambos jugadores provocaban. La falta de desborde de Illarra y su miedo a filtrar balones a los delanteros, y las características atacantes de Bale provocaron que el equipo se partiera, provocando una desconexión evidente que Isco no le daba tiempo a suplir por estar escorado en su banda.

Porque si a Modric le presionas, te regatea. Porque si le tapas sus lineas de pase, no importa, avanza con la pelota y te regatea. Es capaz de eliminar con una sola finta un línea entera de presión, con lo que eso desahoga al equipo. Para conseguir ese mismo efecto con Illarra necesitas de una triangulación de pases en las que tiene que estar involucrado, en su caso y por jugar en ese lado, el medio y lateral derecho. Pero a diferencia de James, Bale, que ya es un depredador del gol y no un centrocampista, apuesta por un desmarque de ruptura, esperando un pase filtrado que en ningún caso, Illarra le sabrá dar.

El caso es que ayer no recuperamos el 4-4-2 con el que nunca atacamos. Es más, ni siquiera mantuvimos el comentado 2-5-3. Y no sé si este cambio ha sido provocado por el descanso de Kroos o porque es una variante de Carlo de cara al Camp Nou, esa fase 2-5-3 se modificó por primera vez en lo que va de temporada.

Hasta ahora, los dos medios centros jugaban en paralelo, teniendo Kroos un especial protagonismo en la salida de balón pero sin actuar de pivote por delante de la defensa

real villa real barça

Arriba imagenes de las posiciones medias frente a Villarreal (1-1) y frente a Barça (3-1). Ni rastro del 4-4-2

Sin embargo, el rol de Lucas Silva ayer fue diferente. Silva se colocó por delante de los centrales fijando mucho más su posición, e Isco y Modric actuaron como interiores. Centrados, sobre todo Isco, mucho más su posición y generando una línea de pase extra (entre los centrales y Lucas, y entre Lucas y los delanteros) Si a eso le unimos la verticalidad que aporta Modric respecto, incluso, a Kroos, no salen unos primeros 30 minutos eléctricos con un Madrid rápido en la circulación de balón y un Bale mucho más participativo, ya que Modric si es capaz de acercarle mucho más el balón

Real Madrid 2 - Levante 0

Real Madrid 2 – Levante 0

Esa posición de Lucas puede ser un ensayo de cara al Camp Nou, ya sabemos que Messi es el mejor jugador del mundo aprovechando los espacios entre centrales y medios centros (da igual si arrancando de derecha o de falso 9) y es probable que Carlo quiera fijar a alguien ahí. Recordemos que en su primera visita al Camp Nou ya utilizó a Ramos para esa función (con nefasto resultado) pero tengo la sensación que seguirá pensando en cómo reducir ese espacio de aquí al domingo.

No veo a Kroos en ese rol, así que no descarto que Isco,Benzema o Bale cedan su sitio a Lucas y de inicio Ancelotti presente una media con Lucas de pivote y Kroos y Modric de interiores.

Y para terminar, me gustaría destacar el partido de Cristiano ayer. Es posible que me guste más a mí su nueva posición en el equipo que a él mismo, pero su función mucho más centrada en el campo, con libertad para caer a ambas bandas le hacen un recurso mucho más imprevisible para las defensas rivales. Esta posición le permite participar mucho más en el juego, aunque ante equipos que se cierran atrás como el Levante, tenga que hacerlo en la mayor parte de las veces de espaldas a la portería (que creo que es el punto que a él no le convence)

Anoche vimos a Cristiano capaz de jugar a un toque, apareciendo tanto por derecha, izquierda y el centro jugando de cara con los interiores y con la posibilidad de acudir rápidamente al remate. Cristiano es probablemente, el mejor de área 9 del mundo, y aunque tengo la sensación que ese nuevo rol a él no le gusta, es el que más le beneficia. Ayer se le cayó un hattrick del bolsillo sin que se diera cuenta, y se marchó al vestuario pensando que su partido no había sido bueno cuando pudo hacer 3 goles fácilmente: el palo nada más empezar, la chilena que provoca el primer gol y el segundo de Bale, que todo el mundo parece que ha acordado que es mejor dárselo al galés pero que para mí es de Cristiano.

Cristiano apareciendo por ambos lados y por área pequeña.

Cristiano apareciendo por ambos lados y por área pequeña.

A pesar de que el segundo tiempo no fue bueno, me quedo con lo visto en los primeros 30 minutos. No debemos olvidar que con un clásico a la vista, con Modric con una tarjeta e Isco apercibido la idea era no arriesgar y llegar con todos disponibles al Clásico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s