Marcelo

La espalda de Roberto Carlos, la pierna derecha de Raúl, un pase largo de Redondo, un regate de Chendo…cuenta la leyenda que hay un museo oculto en los sótanos del Bernabéu donde se exponen los puntos débiles que persiguieron a prácticamente casi todas las grandes leyendas de este club.

Porque si algo caracteriza al Real Madrid, bueno, más bien a la afición del Real Madrid, es su afán por recordar en cada partido, en cada debate, los “peros” más destacados de cualquier jugador de la plantilla.

Sí, si fulanito es el mejor (póngale el puesto que ocupa en la campo que quiera) del mundo, pero no es bueno haciendo (póngale la cualidad en la que más flojee que quiera), sin embargo menganito (y ponga el nombre de cualquier jugador de una liga random que no sigue ni Maldini) sí que es bueno haciendo eso.

Ya, kherido, pero es que si menganito no es el mejor jugador del mundo en su puesto será por algo.

Ya lo comenté hace unas fechas, justo este Real Madrid que ha deslumbrado durante gran parte de los últimos meses está compuesto por una infinidad de jugadores que no son buenos justo justo…en la posición que ocupan.

Laterales que no defienden, medios que no son medios, delanteros “sin gol”. Es un milagro que con este equipo que a la vista de todos los entendidos es una descompensación total de plantilla…haya ganado 4 títulos la temporada pasada incluyendo varios records y partidos brillantes. Son el “trampantojo” más creíble jamás creado.

Y en ese museo de los horrores que antes comentaba, tarde o temprano habrá que hacerle hueco a otra espalda de oro, la de Marcelo.

Marcelo es un jugador semi canterano. Que llegó al Madrid con 18 años recién cumplidos, casi sin hacer. Que además contó con el beneplácito de uno de los mejores entrenadores (defensivos) del mundo: Fabio Capello. Y que encima, sobre esa espalda de oro también tenía que sostener algo que parecía imposible: el hueco que dejaba Roberto Carlos.

Eso fue hace 9 años ya… Sinceramente, y corregirme si me equivoco, no recuerdo un brasileño que 9 años después de su debut en Europa siga subiendo su rendimiento temporada a temporada.

En un club que a la mínima que flojees te traen al mejor jugador del mundo en tu puesto Marcelo ha mantenido su status de “titular” con varios entrenadores sin mucho esfuerzo.

El único al que generó dudas fue a Mourinho, que incluso pidió a Coentrao. Pero durante los dos años que coincidieron, el lateral que más minutos, goles y asistencias acumuló fue Marcelo.

Pero el caso es que, a pesar de todo, sigue siendo un jugador que genera dudas. Porque no defiende, dicen.

El caso es que el futbol cambia. Las tácticas cambian. Los roles de los jugadores cambian. Y ningún jugador está exento de la teoría darwiniana de la supervivencia. Marcelo ha sobrevivido porque fue un adelantado a su tiempo. Como Roberto Carlos.

Si uno echa un vistazo a los laterales de los grandes equipos se da cuenta de una cosa: en su mayoría son extremos reconvertidos, o en su defecto, centrocampistas en potencia. La figura del lateral defensivo tiende a desaparecer (y más en los equipos grandes). Al igual que desaparecerá el 9 de área, el central marcador expeditivo, o el extremo que juega en su banda natural pegado a la cal.

Hace unos años, por ejemplo, parecía impensable ganar algo si no tenías un africano en el medio. Pirlo se adelantó a todos, y tras él, muchos mediaspuntas aprendieron el oficio.

¿Para qué queremos un lateral que defienda si eso ya casi no existe? Hay multitud de nuevas fórmulas para defender la espalda de un lateral mucho más ventajosas que la opción de que sea el propio lateral el que la defienda.

Jordi Alba, Alaba, Bernat, Alberto Moreno, Durm…todos centrocampistas o extremos reconvertidos, y todos titulares en equipos top. Y sinceramente, ninguno supera a Marcelo.

Es posible que Marcelo se retire superando en partidos y número de goles a Roberto Carlos (514 partidos y 67 goles frente a los 299 partidos y 21 goles que lleva con al menos 7 años aún por delante) y es posible que nunca llegue a tener el reconocimiento que se merece, pero lo que tengo claro es que en cuanto pueda, me acercaré al museo oculto de Bernabéu a rendirle honores a uno de los mejores laterales izquierdos que hemos tenido nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s