Juego de Posición vs Juego de Demolición

Recuerdo que aquél día tuve la suerte de acudir al Bernabeu. En breve hará 20 años. Como pasa el tiempo… Era jornada de Champions y el equipo que deslumbraba a Europa entera, el Ajax de Van Gaal, llegaba al Bernabeu. Aunque perdimos 0-2, uno tuvo la sensación de asistir a algo histórico. Aquel equipo se movía con una coordinación tan perfecta que recordaba a los aun inquietantes movimientos sincronizados de los bancos de peces. Siempre bien colocados, siempre en superioridad, siempre el pase a tiempo. Jugaban un partido que parecía que ya habían visto antes. Como si adivinaran los movimientos que iban a hacer los jugadores del Madrid.

Con el tiempo descubrí que lo que estaba presenciando era lo que se conoce como el Juego de Posición. Algo tan difícil de llevar a la práctica que uno entiende los cabreos de Guardiola cuando le preguntaban por el porcentaje de posesión que ha tenido su equipo. Como si realmente eso fuera algo que le importara.

Pues bien, parece que Ancelotti empieza a enseñarnos su receta para combatirlo: el juego de demolición.

Si el juego de posición basa su filosofía en generar superioridades a la espalda de la línea de presión, el modelo de juego que plantea Ancelotti lo simplifica : lo que se intenta es pasar por encima de cada línea de presión.

Y para ello cuenta con un aliado: Florentino. Porque aunque parezca que el Madrid no tiene modelo de juego, parece que el tiempo demuestra la contrario: el modelo de juego del Real Madrid es juntar a los mejores jugadores que haya en el mercado.

Es curioso como los defensores del “jugar bien “(que ya hablamos de ellos en este post) siempre se llenaron la boca de una máxima: lo importante en el fútbol es el jugador, y todo debe girar en torno a él.

Algo que está muy bien decirlo pero que en la práctica, y mire usted por donde, sólo el Real Madrid lo cumple a día de hoy.

Comentaba @pepecollins (que gran fichaje ha hecho Twitter) que el Madrid siempre había bautizado a sus equipos históricos con los nombres de sus jugadores: El Madrid de Di Stefano, el Madrid de los Garcia, la Quinta del Buitre, el de los Zidanes y Pavones…frente a la nomenclatura que se sigue en el Barça: siempre con la coletilla del entrenador de turno “El Barça de…”

Si uno se fija en el Bayern de Pep, en aquel Ajax, los “equipos de Bielsa”…en el fondo se da cuenta que el jugador es secundario. En sí, el modelo basado en el juego de posición plantea el partido como una partida de ajedrez, donde todos los movimientos están pensados de antemano y se hacen con el objetivo de provocar una reacción concreta y prevista en el contrario. En el Juego de Posición los jugadores son piezas fácilmente reemplazables.

Por eso uno se extraña cuando ve como incluso los propios madridistas ponemos en duda un modelo de juego que a día de hoy es único en el mundo y que es,además, el más exitoso de todos: el jugador por encima del sistema.

Ancelotti lo ha entendido a la perfección y por eso no se ha mostrado nunca rígido hacia un sistema. Recordemos que Carlo es un entrenador  italiano capaz de escribirte un libro llamado  “Mi árbol de Navidad” explicando los cambios de sistema que ha ido utilizando en función de los jugadores que ha tenido. Porque cuando tienes a Zidane, sabes que el 4-4-2 ya no te vale. Y con el tiempo te das cuentas que los principales defensores del jugador por encima del…bla bla bla nunca sabrían encajar a Zidane en sus sistemas. Por un momento imagínense a Bielsa, defensor a ultranza del marcaje individual en todo el campo, teniendo en sus manos el Madrid Galáctico….da miedo hasta pensarlo.

A Ancelotti hay que reconocerle varios méritos. Yo incluso fui muy crítico en su llegada porque, probablemente intoxicado por la corriente que impera en el futbol donde lo que importa es el sistema de juego y no el modelo de juego, veía a Carlo un entrenador no definido. Un entrenador que llegaba al club sin un sistema bajo el brazo que lo defendiera: Porque Mourinho es al 4-2-3-1 lo que Cruyff fue al 3-4-3 o Guardiola al 4-3-3. Entrenadores que sobre la base de un dibujo definido van moldeando sus piezas (jugadores) hasta que los consiguen encajar. Y si Guardiola no tiene pivote defensivo en el equipo se lo inventa, porque lo necesita. A riesgo de privarnos de dos de los mejores laterales del mundo: Alaba y Lahm.

Igual que Mourinho, cuyo sistema defensivo, por ejemplo, se basa en tener al menos, un lateral con cuerpo de central que le permita cerrar con 3. Es decir, lo opuesto a Carvajal. Un jugador como Carvajal no encajaría nunca con Mourinho, y poco tiempo hubiese invertido el portugués en conseguirlo.

Florentino, que es el que más está velando por mantener nuestro modelo de juego único en el mundo y que prima al jugador por encima del sistema, no le ha puesto trabas a Ancelotti. Le ha dado alternativas. Y Carlo, que ha mamado esta filosofía como pocos, les ha ido asignando los papeles que mejor podrían representar.

Repasemos lo que ha hecho Carlo desde su llegada en este sentido:

Temporada 2013/2014

  • Nos permitió disfrutar de Carvajal
  • Le buscó a Di María un rol más apropiado, haciéndolo compatible con la BBC
  • Nos dejó ver a Jesé, un jugador que está por encima de cualquier sistema y que corría riesgos con Mourinho
  • Nos dejó ver la mejor versión de Modric, convirtiéndolo en todocampista y no en un medio especializado.
  • Implantó el 4-4-2 para defender, el sistema más sencillo de asimilar por un jugador y que más espacios ocupa de manera natural.

Temporada 2014/2015

  • Con dos “mediaspuntas” más en el equipo (Kroos y James) Carlo ya nos vislumbra que apostará por mucho más juego por dentro. Nos muestra un 4-4-2 que no sólo será en fase defensiva, sino también ofensiva. Con dos interiores combinando más por dentro (muy parecido a ese Villarreal y Málaga de Pellegrini que jugaba con dos puntas y jugadores como Isco,Cazorla, Riquelme o Cani por las bandas.)
  • Le ha buscado acomodo a CR como delantero, más liberado de funciones defensivas, más fresco para golear y rematar en centro laterales.
  • Le ha buscado un nuevo rol a Bale, bien como delantero partiendo por la izquierda (como ante el Elche) o bien intercambiando en fase ofensiva con Cristiano, dejando al portugués caer más a la derecha y permitiendo a Bale aprovechar su precisión en la izquierda con los centros.

Y es que a Carlo no le escucharemos mucho hablar de sistemas. La frase que mejor define su filosofía,de hecho, nos la repitió hace poco: “También este año encontraré la solución justa para el Real”.

Por que él más que nadie sabe que con jugadores distintos hay que jugar distinto. Porque él es un entrenador que valora al jugador por encima del sistema, y porque precisamente ese es nuestro legado y el que tenemos que defender: el fútbol es de los jugadores  y el Madrid el equipo que mejor lo representa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s