Sospechoso Habitual (por @israelloranca)

Hay gente que cae bien, gente que tiene facilidad para empatizar con el prójimo. En muchas ocasiones, esta forma de empatía es involuntaria. Simplemente se tiene esa cualidad. Los rasgos faciales, la actitud, la mirada, la manera de andar o el tono de voz son factores que ayudan a una persona a encontrar el favor del contrario. Y hay otras personas que no tienen esa facilidad.

En deporte, que no deja de ser una proyección de la vida real en pantalón corto, sucede lo mismo y se suma además un tercer tipo de persona, una minoría realmente ruidosa, el sospechoso habitual. Aquél que sin llegar a desagradar, no termina de convencer a una amplia mayoría. Si a eso unimos una actitud que podría considerarse socialmente como perezosa y un evidente talento natural, aparece una figura que radicalizará los grupos a su favor y en su contra. Imposible razonar qué lleva a dos personas parecidas a instalarse alegremente en bandos opuestos. Ocurre, sin duda, gracias a estos deportistas especiales que saltan la normativa social, y ahí, Karim Benzema es capitán general.

realmadrid-benzema-florentino

El delantero francés es un personaje singular que vive cada vez más del favor de un presidente que lo protege por pura convicción ególatra. Hace tiempo que Benzema perdió el poco amor que le profesaba el madridismo. Una amplia mayoría le esperan a la puerta del colegio armados con todo tipo de excusas y vacilaciones para prescindir de él lo antes posible. La unión entre el jugador y la afición madridista nunca fue la más fuerte y lo que hubiera, más poco que mucho, ya no existe.

Realmente la estadística, fría pero incuestionable, ampara a aquellos que piden un 9 diferente a Karim. Un 9 con gol, todo muy entre comillas por supuesto. Quizá todos estos aficionados no saben que los goles no se suman. Los goles se complementan. De cualquier manera, la realidad dice que de los ocho delanteros que ocuparán este año el puesto de 9 en los equipos que fueron cuartofinalistas la pasada edición de la Liga de Campeones, solo tres (Mandzukic, Immobile y Diego Costa) tienen peor porcentaje de goles por partido que Benzema en los últimos cinco años. En algunos casos, Falcao o Suárez como casos más relevantes, la diferencia debe catalogarse más que de anecdótica. Sin embargo, los números no arañan más que la superficie. La estadística no refleja ni la inteligencia que permite abrir espacios y generar juego a su alrededor, la generosidad que se traduce en asistencias (Benzema es de los ochos delanteros el que más reparte, con una diferencia grosera sobre el segundo) ni el hecho de que al lado de Benzema habita el mayor goleador que se haya visto nunca. Para Benzema no hay primeras opciones, ni penaltis ni faltas ni tampoco demasiados aplausos. Al lado habita un T-Rex en letras mayúsculas. El amo del calabozo.

benzema-cr7

La situación de Benzema en el Real Madrid no puede entenderse sin valorar la presencia de Cristiano Ronaldo a su lado. Sin él, probablemente Benzema no sería el perfil adecuado para un equipo de la exigencia del Real Madrid; con el portugués al mando de las operaciones, no solo es el perfil exacto sino que seguramente es el único perfil de delantero que puede existir sin caer en la más profunda de las depresiones. Los delanteros mueren en la tiniebla cuando el gol no aparece. Y con Cristiano al lado, el gol lleva generalmente su firma.

Delantero alto, de gran porte y unas condiciones técnicas extraordinarias, impropias de hecho de un 9 clásico, Benzema se encuentra en su plena madurez como futbolista. Armónico de movimientos y estético como ningún otro delantero de su tiempo, el francés es capaz de barrer todo el frente de ataque con ese aire perezoso que tanto mal le hace pero que acompaña con potencia, una zancada firme y un dominio de su corpachón de escaso parangón entre sus similares. Inteligente, gran rematador desde cualquier posición, entiende el juego mejor que la mayoría de sus compañeros y rivales. Alma de centrocampista en un cuerpo de ariete, Benzema es el delantero del futuro que ya es presente, el ejemplo más radical de la evolución sufrida por el puesto de 9 en el fútbol moderno. Un proceso que sacrificó el instinto por el conocimiento del juego, el toque, el pase y la inteligencia pura.

El público sin embargo, y no solo el madridista, parece rechazar esta evolución, como si ésta fuera una elección que pudiera hacerse, añorando al 9 clásico, el rematador de área, el depredador de espacios cortos, el ariete que remata buzones si se los centras. Benzema nunca rematará un buzón, de hecho a veces parece sentir pereza de hacerlo con un balón y prefiere dejar ese placer para su insaciable compañero de equipo. En ese proceso evolutivo tan complejo, el 9 moderno ha perdido el instinto para obtener un mayor conocimiento del juego.

Karim Benzema es sospechoso habitual en el Bernabéu. Y eso ya no va a cambiar por muchos goles que consiga, que no hará porque ni está en su naturaleza hacerlos ni vive en el entorno más adecuado para engordar sus estadísticas. Probablemente el galo afronta su última temporada de blanco. Si las cosas van mal por Chamartín, Benzema será el primero que salga por la puerta. No deja de ser el perfecto cabeza de turco. Si las cosas van bien, posiblemente sea el próximo elegido para continuar la nueva política de traspasos del club. Todavía en edad de merecer, con un gran cartel en cualquier Liga y respetado por las lesiones, el Madrid sacaría un buen montón de billetes por un jugador deportivamente amortizado. El ciclo del francés podría darse por terminado.

Pero como todo lo anterior no deja de ser más que pura especulación, el que esto firma, minoría entre minorías en el affaire Benzema, tratará de disfrutar este año de este fantástico delantero, por si ya no hay más vestido de blanco.

Anuncios

2 Respuestas a “Sospechoso Habitual (por @israelloranca)

  1. Gran artículo, Isra.

    Yo me coloco en tu bando y me decanto entre los partidarios de un futbolista, ante todo, inteligente. Un creador de espacios como pocos ha habido en los últimos tiempos. Y bastante goleador, solo hay que mirar cifras. Sí que parece haber perdido aciertos en los uno contra uno, pero creo que lo compensa con creces. Eso sí, el que tuviera un compañero netamente goleador en la plantilla (y ‘Chicharito’ lo era pero no sé si lo seguirá siendo en el futuro) y completar las cualidades de ambos le iría de perlas al equipo.

    Un placer estrenarme por aquí y espero leerte muchas veces, compañero.

    Un saludo

    Me gusta

  2. Totalmente de acuerdo Alberto. Su habilidad para generar espacios hace de,por ejemplo, Cristiano un jugador aún más peligroso. Hoy hizo un primer tiempo de libro. De los mejores en el campo aún sin marcar gol, lo que habla de todo lo que aporta desde la posición de 9.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s